La revolución de las barbas: ¡Está declarado! las barberías llegaron para quedarse

Según estudios, los productos cosméticos masculinos –en especial para barberías- han aumentado su ingreso al mercado nacional. Si antes la asistencia a la peluquería por parte de los hombres era una vez cada dos meses; hoy visitan la peluquería o barbería entre 1 y 2 veces al mes, realizando un gasto promedio mensual de mínimo $25 mil, entre servicios y productos.
La expansión del mundo de la barbería ha concretado distintos hitos. El más reciente fue la primera exposición dirigida al mercado masculino de cosmética y estética capilar, Feria Cosmosalón/DHombres, la que incluyó destacados profesionales del extranjero y la exhibición de una gran variedad de nuevos productos para el mercado masculino.
Este crecimiento ha impulsado el ingreso de nuevas marcas al circuito profesional tanto para el desarrollo de la peluquería masculina como para la barbería. La realización de workshops, por parte de las empresas distribuidoras de productos y herramientas, y la necesidad y cercanía de un nicho que se muestra como una gran ola llena de nuevas oportunidades para el profesional chileno, está estimulando la economía y las áreas de trabajo dentro de la estética capilar.
De hecho, un informe sobre la industria de belleza y cuidado personal realizado en 2015 por Euromonitor proyecta que para 2020 el segmento de cosmética masculina crecerá 14,9% en Chile. Motivando aún más la creación e ingreso de nuevos actores al mundo de las barbas.
Por ejemplo, empresas como Beauty Color han realizado un gran trabajo para importar marcas como la holandesa Reuzel, la italiana Barber Mind y la inglesa -y más antigua de las líneas de productos masculinos- Truefitt & Hill.
La cantidad de empresas distribuidoras, el número de líneas de productos y el intercambio de técnicas han captado la mirada de profesionales, y porque no decirlo, de cientos de clientes (consumidor final) que buscan sentirse parte de una tendencia que llegó para quedarse.
Por eso esta revolución se complementa con el creciente auge de los salones para caballeros a nivel nacional. De hecho, Palumbo, la cadena de peluquerías más grande de Chile, cuenta hoy con dos propuestas de barberías, ubicados en Paseo Los Domínicos y Ahumada, y está planificando –a corto plazo- otros proyectos como estos.