Luis Miguel Vecina en Chile para L'Oréal Professionnel

Una empatía extraordinaria y una capacidad innata como formador y experto entrenador de equipos es la que presentó el español Luis Miguel Vecina en nuestro país.

 El destacado colorista, permanente colaborador de L’Oréal Professionnel, estuvo en Chile apoyando los constantes procesos de formación que la empresa mundial ofrece a sus exclusivos clientes. En esta oportunidad, los asistentes pudieron empaparse del verdadero concepto de “peluquería vivencial” cuyos términos fueron presentados en un seminario de alto impacto llamado “Impact Color”.

El visionario profesional desde sus comienzos en el área, pudo percibir al mercado de la peluquería más allá de las tijeras de corte. Su objetividad asertiva lo llevó a prepararse y proyectarse como el mejor colorista en su campo, motivación que, además, lo impulsó a explorar exitosamente en el campo de la formación, llegando a ser entrenador de equipos de importantes marcas y cadenas de salones consolidadas internacionalmente.
Uno de sus estandartes, y slogan, es “El éxito de dirigir un equipo no es conseguir que la gente haga lo que debe hacer, sino conseguir que la gente quiera hacer lo que debe hacer”. Su experiencia lo ha llevado a entender en profundidad el valor de lo que hoy imparte como lo es el potenciar de forma dinámica el trabajo de equipo, estimulando las distintas habilidades de cada elemento.
Atención al cliente, visagismo, morfo-psicología y técnicas creativas son algunos temas que componen sus seminarios, acompañados por supuesto de algo indispensable “la pasión”. Y es esa pasión lo que, según Luis Miguel, da movimiento y dinamismo a la vida aplicándose de igual forma a lo laboral, “debes hacer las cosas con sentimiento, si vas a realizar un corte o aplicar un color debes hacerlo como tú lo sientes realmente, apoyado por supuesto de un sistema de trabajo que día a día te ayude a solucionar los problemas y no a dejarlos ahí sin solución”.
El gran Luis Miguel Vecina nos deja grandes enseñanzas a través de su propuesta, “un problema es una oportunidad vestida de trabajo, tú te forjas tu futuro por lo que de ti depende como será tu mañana”, sin duda todas aseveraciones con fundamento son las que presenta este coach y colorista profesional, que no deja de reafirmar el hecho de “no dejar de preparase y educarse para seguir creciendo”.
El éxito de su seminario es la esperanza de tenerlo a corto plazo nuevamente en nuestro país. Tras esta experiencia no queda más que el reconocimiento para quien ha sabido resaltar el universo del gran potencial de la peluquería en todos sus ámbitos, y por supuesto en el artístico, “no olvidéis que: creatividad tenemos todos, lo importante es saber sacarla…”